dilluns, 13 de juny de 2016

Entrevista a Ramón Alvarez-Puebla

Entrevista con Ramón Álvarez-Puebla, Profesor ICREA en el Departamento de Química Física e Inorgánica de la URV y del Centro de Tecnología de la Química de Cataluña (CTQC)
Su investigación se centra en el campo de la nanofotónica y la ultradetección. ¿Para el profano en la materia, en qué consisten exactamente estos conceptos?
La fotónica es el estudio de la interacción de la luz con la materia, la nanofotónica, análogamente, la interacción de la luz con la nanomateria. Dicho de otro modo, la interacción de la luz con materiales muy pequeños, del tamaño de un virus o un fragmento de ADN. Esta ciencia tiene profundas implicaciones en campos tan diversos como el desarrollo de nuevos materiales, la medicina o la electrónica. En cuanto a la ultradetección, es una de sus aplicaciones, es decir, la detección de sustancias o células en muy pequeñas concentraciones.
¿Y sus descubrimientos tienen aplicaciones prácticas en el mundo económico y el mundo empresarial? ¿Cuales?
La nanociencia, de la que forma parte la nanofotónica es una ciencia nueva y, por lo tanto sus descubrimientos están, en gran medida, por ser aplicados al mundo real. Sin embargo, a día de hoy ya hay objetos comerciales en multitud de campos: materiales de alta resistencia y ligeros (como raquetas de tenis, palos de golf o el fuselaje del Airbus), sistemas de diagnóstico y o biodeteccion muy sensibles (test inmunológicos basados en partículas plasmónicas), nuevos tratamientos para enfermedades como el cáncer (fototermia y magnetotermia), superficies autolimpiables (pintura en coches de alta gama), etc. Aunque estos ejemplos parezcan impresionantes, las verdaderas aplicaciones están por venir.
Según los últimos datos recogidos por l’Idescat, el gasto interno de Cataluña en I+D fue de 3.103,7 millones de euros el año 2011, dato que supone una variación interanual de -3.8% El peso del gasto en i+d sobre el PIB será el 1, 55%. Por sectores, destaca la contribución de las empresas y Instituciones privades sin animo de lucro, que representan el 56,1% del gasto total, seguido por educación superior que tiene una participación del 23,7%. Finalmente, la administración pública proporcionará un 20,1% en el gasto interno en i+ d. ¿Esto en su opinion es suficiente inversión?

Cataluña es una de las comunidades autónomas que más en serio se toma la investigación. En ese sentido, podríamos decir que estamos por encima de la media en España. Sin embargo, comparado con Europa, Estamos muy por debajo en el gasto en investigación, y no digamos con USA o con algunos países asiáticos como China, Corea o Japón. Es interesante, además, resaltar la baja incidencia que tiene el sector privado en la investigación. En España en general, el problema es la transferencia de conocimiento básico (que hay mucho y bueno) a aplicaciones Industriales. Este vacío es difícil de solucionar, es cultural.

¿Cree que la divulgación científica se potencia suficientemente en nuestro país?

Por supuesto que no, y gran parte de esto se debe a los científicos. La traducción del lenguaje científico al de la calle no es sencilla y muchos científicos desprecian la divulgación. Esto es un gran error que lleva a que la percepción de un científico este entre una rata de laboratorio y un excéntrico.

¿Y qué pasa con la fuga de cerebros? ¿Es un fenómeno real o sólo una leyenda urbana amplificada por la crisis?

En España siempre ha habido fuga de cerebros. Desgraciadamente las condiciones de trabajo en este país nunca han sido competitivas con las de nuestro entorno. La crisis ha intensificado este fenómeno. Este fenómeno es importante, estamos regalando competitividad a nuestro entorno.

Acabamos de conocer la noticia del nacimiento de Medcom advance, spin-off de Medcomtech en alianza con la URV, el Centro Tecnológico de la Química de Cataluña (CTQC) y la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA). ¿Debemos de alegrarnos?

Pues sí, esta iniciativa única en España tiene dos grandes implicaciones. La primera la posibilidad de crear nuevos sistemas de diagnosis clínica de infecciones con todo lo que conlleva social y económicamente. La segunda, demostrar al resto del tejido empresarial que invertir en ciencia no solo es rentable, sino esencial para mantener la competitividad.

¿Cómo investigador, déjeme preguntarle........la independencia es trending topic en los laboratorios?


Pues no, la ciencia es universal…

divendres, 10 de juny de 2016

El Centre Tecnològic de la Química de Catalunya (CTQ), desarrollador de tecnología con acreditación TECNIO

El Centre Tecnològic de la Química de Catalunya (CTQ) ha renovado la acreditación TECNIO. Con esta acreditación el Gobierno de la Generalitat de Catalunya, a través de ACC1Ó, la agencia para la competitividad de la empresa, reconoce el trabajo del CTQ como desarrollador de tecnologías diferenciales y un referente en Catalunya en su sector.
Con este sello el CTQ garantiza a las empresas:
  • El acceso a capacidades de I+D diferenciales. Tecnologías y conocimientos que no se encuentran en el mercado y que, por ello, constituyen factores clave para mejorar su posición competitiva
  • Dar respuesta a las necesidades tecnológicas a la hora de desarrollar nuevos productos y nuevos servicios
  • Facilitar el acceso a nuevos socios o proveedores tecnológicos
  • El Impulso de la proyección internacional de la empresa gracias a la participación en programas internacionales de apoyo a la I+D
La acreditación está regulada de acuerdo con lo dispuesto en la Resolución EMO / 1787/2015 de 29 de julio publicada en el DOGC núm. 6925 del 07/31/2015, por la que se establecen los  requisitos y el procedimiento de acreditación de las entidades TECNIO para el periodo 2015-2019.


Font: http://www.buenaquimica.org/noticia/254/1/el-centre-tecnologic-de-la-quimica-de-catalunya-ctq-desarrollador-de-tecnologia-con-acreditacion-tecnio

El Centro Tecnológico de la Química (CTQ)

Centro Tecnológico de la Química,  como su nombre indica es un centro tecnológico de transferencia, enfocado a la Industria en general y a la Química en particular. Nace hace 5 años, dentro de un plan estratégico que pretende  llevar el conocimiento de la Universidad a la Sociedad. El marco, definido en su momento por la Universitat Rovira i Virgili (URV),  realizó un estudio del que concluyó cuáles eran los ámbitos económicos que podían requerir éste tipo de servicios en el territorio de máxima influencia. Uno de ellos fue el sector Químico,  dado el impacto que tiene la industria petroquímica en el camp de Tarragona, el resto de actores clave identificados, fueron:   turismo, enología, nutrición y salud, de ahí que todos ellos dispongan de Centros tecnológicos asociados al  Campus de excelencia Catalunya Sud de la URV.
Lo anterior  vincula al CTQ de forma directa con la URV, lo cual es un orgullo y un placer, sin que ello comporte ninguna limitación. Ello se refleja en los miembros de nuestro patronato, al que se incorporó hace dos años la UPC y en la voluntad del Centro de estar abiertos a colaborar con cualquier institución privada o pública que tenga interés en ello.
La misión del CTQ es clara, ofrecer soluciones a la industria, del tipo que sea, aunque con mayor vinculación en lo relacionado con la Química, petroquímica, cosmética entre otros. Preparamos soluciones a dificultades, problemas o potenciales problemas, con las herramientas disponibles y buscamos la respuesta más adecuada para a cada dificultad… destaca por encima de todo la vocación de servicio y el enfoque práctico de la solución propuesta, buscamos ayudar a  la mejora de la sostenibilidad de nuestra industria.
Todo lo anterior compaginado con una serie de actividades más de I+D, permiten al CTQ  mantener una masa de personal científico que da contenido a los proyectos desarrollados de forma transversal , uno de los puntos fuertes, que permite que concurran diferentes fuentes de conocimiento y por tanto aglutinarlas en un proyecto único y global.

dimarts, 7 de juny de 2016

Sergio Castillón, premi a l'Excel·lència Investigadora de la Reial Sociedad Espanyola de Química 2016

El catedràtic de Química Orgànica de la URV ha estat distingit per la RSEQ al maig per la significació i qualitat d'una intensa activitat investigadora dels carbohidrats i els nucleòsids, i les seves aportacions recents al desenvolupament de la síntesi enantioselectiva.


Sergio Castillón, catedràtic de Química Orgànica de la URV, ha rebut el premi a l'Excel·lència Investigadora 2016 de la Reial Sociedad Espanyola de Química (RSEQ) "per la significació i la qualitat d'una intensa activitat investigadora en l'àmbit dels carbohidrats i els nucleòsids, la seva vigència i impacte actual, i les seves aportacions recents al desenvolupament de la síntesi enantioselectiva d'esfingolípids glicoesfingolípids".

La RSEQ ha fet públics al maig els premis d'enguany, resolts pel jurat i posteriorment aprovats per la junta de govern de la societat. Ha atorgat en total 5 premis a l'excel·lència investigadora, 4 premis a joves investigadors, la Medalla d'or i tres premis internacionals.

Sergio Castillón (Conchel-Monzón, Huesca, 1952) és professor del Departament de Química Analítica i Química Orgànica de la URV i fa la docència a la Facultat de Química. És el responsable del grup de recerca SINTCARB, Stereoselective organic synthesis and carbohydrate chemistry, i és autor de més de 180 publicacions científiques. Coordina, per part de la URV, el màster Synthesis, catalysis and molecular design, organitzat conjuntament amb l'Institut Català d'Investigació Química (ICIQ). És membre de la Comissió avaluadora de Ciències de l'agència de qualitat AQU Catalunya.

És professor distingit de la Universitat (2007), va dirigir el doctorat en Química de Processos i Productes Industrials i va ser membra dels comitès Científic i Organitzador de la XXII Reunió Biennal de Química Orgànica, que va tenir lloc a Tarragona l'any 2008. És professor de la URV des de l'any 1984, va ser professor titulat en 1987 i catedràtic al 1995.

Font: http://diaridigital.urv.cat/sergio-castillon-premi-a-lexcel%C2%B7lencia-investigadora-de-la-reial-societat-espanyola-de-quimica-2016/#.V1a_FfZTuUo.twitter


dilluns, 6 de juny de 2016

Jornada Avantium


Aquí tenim unes fotografies de la Jornada Avantium del dia 29 de febrer del 2016.










Investigación en catálisis. Proyecto Europeo para transformación de CO2.

El Centro Tecnológico de la Química de Catalunya se consolida con vocación de servicio a la industria y firme apuesta por la investigación que se considera necesaria para poder conocer el origen de los problemas y buscar las mejores soluciones. Hoy, en la actualidad es imposible trabajar en química sin una orientación sostenible del planteamiento de los procesos y soluciones. Por otra parte para financiar esta investigación es necesaria la consecución proyectos financiados. El Centro Tecnológico de la Química ha dedicado un esfuerzo especial a la identificación y consecución de proyectos europeos.
Las líneas de investigación prioritarias del CTQC se definen entorno a los siguientes campos: a) Diseño y desarrollo de catalizadores b) Diseño y optimización de membranas c) Nanophotonica. En lo que concierne a la línea de investigación "Diseño y desarrollo de catalizadores. Catalizadores para la producción de combustibles renovables y productos químicos de valor añadido", esta línea de investigación, es una de las primeras instauradas al CTQC en particular debido a la integración del grupo Tecnio, "TecaT" y trata de la sostenibilidad en las transformaciones químicas a través del diseño de catalizadores homogéneo y nanocatalizadores y su aplicación en la utilización de materias primas renovables.
En nuestro mundo cambiante, la sostenibilidad de los recursos naturales es clave, las iniciativas de innovación tecnológica y la eficiencia son necesarias para mantener la economía, la calidad de vida y la sociedad global de desarrollo. La Comisión Europea ha puesto en marcha recientemente la Estrategia Europa 2020, que es la estrategia de crecimiento de la UE para la próxima década con el objetivo de convertir la UE en una economía sostenible e integradora. Junto con los temas de energía, la eficiencia en la utilización de los recursos es clave para garantizar el desarrollo sostenible y la productividad, reducir los costes y aumentar la competitividad.
La catálisis es la base de la transformación de fuentes renovables en energía, así como de la generación de nuevos productos con un coste energético más bajo y mediante procesos más limpios, a partir de materias primas renovables, biomasa y CO2.

En este aspecto el CTQC desarrolla proyectos para: i) disponer de catalizadores que permitan transformar los productos de partida (biomasa, gas de síntesis etc.) A combustibles líquidos; ii) disponer de catalizadores que permitan transformar el CO2 de una manera selectiva tanto en vectores energéticos, como el metanol, como en materiales con propiedades específicas (carbonatos, policarbonatos, poliuretanos, etc.); iii) disponer de catalizadores que permitan valorizar productos en otros de alto valor añadido, p.e. fármacos y productos fitosanitarios.

El proyecto Europeo Eco2CO2
El grupo de "Síntesis y Catálisis" del CTQ formó parte del proyecto europeo financiado (Eco2CO2) destinado a la explotación de una ruta de conversión fotocatalítica de CO2 para producir metanol para la producción de productos de química fina.
Este proyecto europeo fue coordinado por el Instituto Politécnico de Turín, y contó con la participación del Centre Tecnològic de la Química de Catalunya (CTQ) y de un equipo de investigadores de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y también participó la Universidad de Delft (Holanda), el Instituto Europeo de Investigación en Catálisis (ERIC), el Institut de Recerca en Energia de Catalunya (IREC), además de compañías como Chemtex Italia, Avantium Chemical, Solaronix y Repsol. El objetivo del proyecto consistió en que, a partir de la luz solar y agua, el CO2 (ya sea el de la atmósfera o el que se genera en un proceso de combustión industrial) se produzca metanol. Aunque la conversión de este gas solo constituyó la primera parte del proyecto. En la segunda se contempló una biorefineria para que, con la reacción del metanol, puedieran obtenerse productos de valor añadido como son adhesivos, fragancias, cosméticos, gomas o aromas, entre otros. En esta fase se trabajó en colaboración con el IREC. La idea fue utilizar los productos secundarios de la biorefinería, de forma que puediera utilizarse biomasa en lugar de petróleo.

La aportación fundamental del CTQ, se basó en el desarrollo de cromofores para el desdoblamiento del agua y en la identificación y estudio de los catalizadores necesarios para transformar el CO2 en metanol. Es de destacar el carácter interdisciplinar de un proyecto en el que participaron expertos del ámbito de la química orgánica, la catálisis y la ingeniería, entre otros.